Ventajas del vehículo eléctrico frente a los propulsados por gas propano o gas natural
6 febrero, 2020
Control domótico de las instalaciones de gas
27 febrero, 2020
Show all

Cortes de luz o gas: definición, causas y soluciones

Cortes de luz o gas: definición, causas y soluciones
Rate this post

Cortes de luz o gas: definición, causas y soluciones

Los cortes de suministro son hechos bastante incómodos para nosotros, puesto que toda nuestra vivienda hoy en día funciona con electricidad.

Si bien es cierto que se pueden dar por causas incontrolables, también es cierto que, en algunos casos, se pueden evitar o bien prepararnos para ellos. Veamos cuáles son los tipos de cortes de luz que se dan en nuestro país y cómo actuar frente a ellos.

¿Qué es un corte de luz?

Se denominan también apagones eléctricos o cortes de electricidad. Consisten en la pérdida de suministro eléctrico en una zona durante un periodo de tiempo.

Las causas que provocan este tipo de apagones pueden ser muy diversas, desde una avería en una parte de la red de transporte y distribución de electricidad de nuestro país, hasta un impago de una factura.

Causas de los cortes de luz

Cortes de luz programados

Se dan cuando la empresa distribuidora deben realizar alguna actividad en la red de distribución y suministro destinada a la mejora o mantenimiento de la misma. Este tipo de actividades están planificados y las diferentes distribuidoras avisan con tiempo a la zona donde se va a realizar el corte.

Para estos avisos, más allá de la colocación de carteles informativos en la zona, las distribuidoras disponen de un apartado en sus páginas webs destinado a dar este tipo de información.

Para que se pueda decir que es un corte programado, se debe haber pedido autorización al órgano encargado de la energía en la Comunidad Autónoma con un tiempo mínimo de tres días.

Si se trata de un corte programado no nos queda más que hacer que no sea aguantar. Es cierto que este tipo se suele realizar en momentos del día donde no hay una gran demanda de energía.

Cortes de luz por impago

Este corte se realiza cuando el usuario no paga las facturas de electricidad a su compañía comercializadora. En este caso, dicha compañía manda una petición de corte a la distribuidora de la zona, que es la que lo lleva a cabo.

Proceso de corte por impago:

  • Una factura se puede pagar hasta 20 días después de emitida. Si pasa ese tiempo y no se da el pago, se inicia el proceso de pago.
  • Se realizan una serie de avisos telemáticos de la situación y sus consecuencias. El primer aviso “serio” se da a los dos meses, con un nuevo plazo para el pago. El segundo plazo se hace mediante un método que permita saber que el usuario ha recibido la notificación.
  • Si pese a estos avisos no se paga la deuda, la comercializadora solicita el corte,según lo indicado en el artículo 85 del Real Decreto 1955/2000.

Si te encuentras en esta situación, no pienses que la situación es dar de alta con otra compañía, puesto que no se puede realizar, al estar el suministro “capado” por la distribuidora también. La única solución es que pagues la factura y, en un plazo máximo de 24 horas, se te restablecerá el suministro.

Además del pago de la factura, los cortes por impago conllevan una especie de multa, pues se tendrá que pagar un sobrecargo de unos veinte euros. Esto se debe a que, según el  Real Decreto 1955/2000, el usuario deberá abonar una cantidad equivalente al doble de los derechos de enganche (unos diez euros).

Cortes de luz por averías

Este es un tipo que no se puede controlar, puesto que se de dan por averías en la red.

Dentro de este tipo tenemos varias causas que los producen:

  • Sobrecargas del sistema eléctrico
  • Factores meteorológicos
  • Algún elemento del medio ambiente como los animales o ramas de árboles que producen una ruptura o avería
  • Exceso de demanda de electricidad
  • Mal estado de la red de distribución de la zona
  • Ruptura o avería en algún punto de la Red de Transporte

Cortes de luz sin aviso

Este tipo de cortes tampoco se avisan, pero sí se sabe que se va a producir el corte. Esto se debe a que existen diversas causas que permiten a la distribuidora cortar el suministro sin realizar aviso previo:

  • Enganche ilegal a la red de distribución
  • Derivaciones a instalaciones que no están en el contrato
  • Manipulación del equipo de medida
  • Instalaciones peligrosas

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
WhatsApp chat